Los Ayoreos: Un paseo por las nubes

14Jul09
Hombre Ayoreo (Fotografía: Survival.es)

Hombre Ayoreo (Fotografía: Survival.es)

Por María José Riego*

* Investigadora

En aquel tiempo, cuando los animales aún eran personas y comenzaban a construir sus casas, nosotros vivíamos al unisón de la naturaleza… y, es cierto, temíamos los truenos, la venida de “siquere” (primavera-verano), porque hacía mucho ruido. Temíamos la hambruna, la sequía… En fin, algún día decidimos ir al encuentro del hombre blanco, los coñone. Por bien, por mal, aquí estamos…

No te conozco, Ayoreo. Pero te veo brillar, sonreír en los ojos de Deisy Amarilla. O debería decir Nimone (Árbol Fuerte), con ese nombre la adoptaste, hombre del clan Picanerai. Ella plasmó tus relatos, simplemente; en el libro Oé chojninga. Y, como todo antropólogo, supo transmitirnos ese “je ne saisquoi” que nos transporta a otra dimensión. A otro mundo. En el tuyo, en aquel que fue nuestro.

Tus historias nos hablan de tu hábitat, cómo te sentías en el Paleolítico, cómo te sientes hoy. Maravillados están mis ojos ante ti. Te admiro por tu inocencia, tu sabiduría, tus lecciones simples, tu modo de resolver las cosas. Tus supersticiones fatalistas, tu frialdad perturbadora a veces… tus amores sinceros, sin hipocresías. Todo esto me acerca a ti, Ayoreo.

Raza perdida. Sin embargo, feliz en estos tiempos modernos. Supiste contarnos tus relatos, tus cuentos y leyendas a flor de piel. De ti emana esta sonrisa que llevo puesta. Al leerte, escucharte vivir, respirar y sufrir.

Dijiste: “Poderoso blanco, vinimos en paz y no deseamos pelea, venga acá, venga acá… estamos en paz, nadie te hará daño”.

Aún, para ti, el sol protege a la estrella, porque es un gran cacique. Ella, quien fue maltratada por sus compañeras. El tapir y la luna juegan a las carreras. Aunque haya ganado el tapir, nosotros los Ayoreo somos mortales por eso. Si hubiese ganado la luna, seríamos inmortales.

Por ahí, sigue vagando el tigre. Era aún una persona respetada por todos. Tenía un rostro serio, y perseguía a los jabalíes. Un día, éstos se cansaron y se vengaron de él. Hicieron un rico asado. Le obsequiaron al tigre. Éste se lo comió, sin saber que era su cría.

Los chamanes cuentan esta historia, de por qué los tigres murieron en la zona; es una especie de cuento mágico.

Me encantó también este cuento, tan peculiar y moderno:

Dos jovencitas, atraídas por los jóvenes, sufren un destino trágico. A una la matan los Ayoreo. Decían: esa joven no nos deja dormir de noche. Matémosla. Así hicieron.

Después de eso la aldea quedó silenciosa, ningún hombre cantó más por las noches.

Los hombres Ayoreo cantan a fin de seducir a las futuras novias. Son las mujeres las que hacen el primer paso. Antes se casaban cuando ya eran todo un hombre. A fin de poder mantener su familia. Al casarse, él se llevaba de trofeo a su suegra. Viven todos juntos.

Hoy esta costumbre fue decayendo y los muchachos se juntan a los trece o catorce años.

Todavía las nubes se pintan las mejillas de carbón y cenizas. Se ve oscura o de color ceniza. Cuando es mala, se pinta de rojo. Se pintan para dar agua a tu gente que la necesita…

Pero, hay algo, amigo Ayoreo… hay algo que me disgusta profundamente. No puedo callarme, no. No comparto, para nada, que ciertas oenegés se aprovechen de ustedes, los utilicen como anzuelo para llenarse los bolsillos.

Nos llenan de publicidad emocional, trágica, porque es tu realidad. Eso es lo más bajo que hacen, en tu nombre, Ayoreo. Créeme, amigo, no te mereces esa clase de obsequio.

Pero, por nuestra suerte y la tuya, existen otros seres humanos, cuya bondad es tu regalo. Entre ellos se encuentra Deisy Amarilla, antropóloga. Cuyo libro Oé chojninga canta la gloria a tu pueblo.

Aquí termina mi relato.

Se dice que cuando alguien recuerde este artículo, encontrará fácilmente la paz en su corazón…

Deisy Amarilla, Nimone (Árbol Fuerte), es la antropóloga que escribió el libro Oé chojninga, sobre los relatos de los indígenas del Chaco paraguayo.

Fuente: Correo Semanal, Diario Última Hora. Sábado, 11 de Julio de 2009

Anuncios


No Responses Yet to “Los Ayoreos: Un paseo por las nubes”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: