Algunos rasgos de la familia patriarcal en la cultura “valle” durante los años sesenta

18Mar09

En el poblado “valle”, la familia patriarcal y numerosa busca avecindarse a la estancia a la estancia por vínculos de vario origen (sic), o se disgrega abriendo rozados en la loma. El estanciero asume diversos status con los “vecinos” prestándole asistencia económica (“patrón”), jurídica (“karai”), religiosa (“paíno”, “compa”) y política (“ruvicha”), formando entre hijos y compadres del valle una clientela romana bastante copiosa (casos de Caazapá, Yuty, Maciel, etc.) (Domínguez, 1995: 58)

Con la distribución de lotes por familia se da cohesión al grupo doméstico marcadamente patriarcal. Dos causas abogan por el conservadorismo de la economía “valle”: la imposibilidad de seguir los hijos el patrón económico agrícola – ganadero del padre-propietario-del-campo abandonando la casa, y la improductividad económica de una “sucesión” parcelada en dos o más generaciones. Por lo cual optan los hijos por incorporar su familia a la economía del padre, que gana en prestigio y autoridad cuanto mayor sea el número de familias que se le someten. Pocas veces el padre acude al expediente de distribuir en vida su propiedad entre sus hijos y nietos, y aún después de muerto, son numerosas las sucesiones indivisas que mantienen el módulo patriarcal (Domínguez, 1995: 58)

[…] las bajas cifras [de minifundios] para Concepción, Misiones, Ñeembucú se explican por el hecho de ser zonas latifundiarias de economía predominantemente ganadera, en las que queda muy poco para la pequeña propiedad. El hecho de incorporarse las familias al “kóga” del padre, va creando una compleja red de prestaciones y obligaciones que confieren un carácter estatutario a la vida social y familiar (Domínguez, 1995: 60)

El status de habilitado en la economía del padre crea en los hijos un espíritu paternalista y sumiso, manifestado en el “tupanói” (pedir la bendición) y su incapacidad de iniciativa personal (vid. Infra: Cnel. Martínez). La situación cambia diametralmente para con el hijo emancipado (arpista, sacerdote, militar, futbolista), a quien se hacen repetidas muestras de homenaje (el caballo, los arreos del padre, la cabecera en la mesa, el derecho a tomar la palabra) (Domínguez, 1995: 62)

Fuente:
Domínguez, Ramiro 1995 (1966) El valle y la loma. Comunicación en comunidades rurales y Culturas de la selva (Asunción: El lector)

Anuncios


No Responses Yet to “Algunos rasgos de la familia patriarcal en la cultura “valle” durante los años sesenta”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: